‘Skying’ – The Horrors

En diciembre visitaban España uno de los grupos alabados por la crítica británica: The Horrors. Presentaron su tercer disco, Skying, que los viene a consagrar como una sabia elección a la hora de elegir algo nuevo para escuchar. Ritmos pausados, voz fantasmagórica, afinación del ruido, de guitarras suaves y aires de grandeza de los sintetizadores. Skying es un revival del postpunk de los ochenta con un toque personal de la psicodelia más temprana, de aquella época en la que todo valía para ser un hit entre la sociedad revolucionaria.

Con su primer disco, Strange House, la crítica les dejó en un lugar mal parado: el de ser un hype que igual de rápido que llegó, se iría, además por la puerta de atrás.Toques sesenteros en los órganos y garage gritón llegaron a oídos de masas de quinceañeros locos por algo diferente en el panorama musical. La estética en sus conciertos y sus ritmos rápidos les llevaron al cajón de “grupos adolescentes”  de las revistas musicales, del que supieron salir con inteligencia y rápidamente.

En 2009 llegó la sorpresa. Su Primary Colours sorprendió a propios y extraños. Se habían colado en su música ruidos psicodélicos y batería potente. La voz de Faris Badwan comenzaba a relajarse pero aún así canciones como “Who can say” eran la clara transición de un disco a otro. “Sea within a sea” es considerada la mejor canción de toda la carrera musical de la banda, con una larga introducción, recordando a las intro de Joy Division. El bajo comienza a tomar fuerza en este disco y los sintetizadores empiezan a llevar la voz cantante en todo el conjunto instrumental. Cerraron ese 2009 con un reconocimiento por parte de muchas publicaciones británicas, y no británicas, concediéndole el honor de ser el mejor disco de ese año.

Y este año, a estos chicos de Southend-on-sea, este privilegio se lo ha quitado una mujer muy asentada ya en la cultura musical británica: El Let England shake de PJ Harvey ha sido nombrado el mejor disco del año por la New Musical Express (NME), lo que no significa que los lectores estén de acuerdo con esa decisión, ya que encabezan la lista que ha confeccionado la NME con los votos a través de su página web.

Para este Skying, la aportación más importante la hace Echo and the Bunnymen. Aunque las voces de Badwan y de Ian McColluch distan mucho de parecerse, la música, según los entendidos, es un calco, con la misma melancolía en la guitarra en canciones como “Changing Rain”. A pesar de ello, este tercer disco parece el más luminoso de todos, con más claros que oscuros en sus canciones, que no son demasiado pegadizas ni bailables; son para escuchar y disfrutar, para diseccionar cada parte de la canción y cada instrumento y comenzar a ver cómo mezclan magistralmente varios estilos musicales. Porque son capaces de mezclar a Simple Minds con My Bloody Valentine y Primal Scream y porque, a pesar de caminar hacia los primeros ochenta, se agarran a su psicodelia querida y mimada en todos sus discos.


 

Artículo elaborado por Elena Paredes para Punto de Encuentro Complutense. Publicado el 13 de febrero de 2012.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s